Cuántas veces hemos tenido el antojo de algo dulce, ya sea con chocolate, con caramelo, vainilla o coco. Nuestro organismo lo necesita y nos lo pide en momentos de bajón.

En Japón la franquicia del dulce llega ya a límites insospechados. Tanto es así que, una encuesta realizada por My Voice’s este mismo año, demuestra que los japoneses comen dulces, al menos, una o tres veces por semana. Y es que es normal. Las calles de Japón están plagadas de pastelerías, cafeterías y pequeños establecimientos que imitan a la tradicional «Patisserie parisienne«.

¿Pero qué es esta obsesión por el dulce? Uno de los datos más significativos de la encuesta es que muchos de los japoneses compran o piden dulces para su propio consumo. Es algo raro teniendo en cuenta la cultura del «プレゼント» o regalo que existe en el país.

Seguramente sea ese apetito insaciable de «este gusto me lo doy pa’ mí» el que hace que, cada día, surjan más y más pastelerías, bombonerías, panaderías y bollerías en todo el territorio japonés. Al fin y al cabo, los japoneses siguen siendo seres humanos y algo de egoísta tienen que tener.

pastisserie_japan3

Otra de las respuestas posibles a esta locura por el dulce, es la perfección que necesitan muchas de sus piezas. No tienen nada que envidiar a los franceses con esa precisión a la hora de colocar pequeños detalles a un trozo de pastel o cupcake. Perfectas obras de arte que normalmente se acompañan de un buen té o café. Ya sabemos que la perfección y que, cada detalle, por mínimo o ínfimamente visible que sea, esté en total armonía con el resto, es algo muy característico de la cultura nipona.

Y, por supuesto, no hemos de olvidarnos de esas típicas fechas donde el dulce es el mejor símbolo. Por ejemplo, San Valentín. No hay día donde haya más chocolatinas con forma de corazón por metro cuadrado. Cada cual más cuca, más perfecta y más apetecible de comprar para conquistar el corazón de los chicos.

pastisserie_japan pastisserie_japan2

Dulces y helados, ¡HELADOS! a domicilio

Como lo oís. Vale que haya servicios de tiendas online que te llevan el bocado más dulce a tu casa o a tu lugar de trabajo. Pero, ¿un helado? Si estás con el antojo, ya no sólo de comer una tarta de manzana recién horneada, sino de degustar un fresco helado de turrón, existe el medio de transporte que puede llevarlo hacia donde desees: «Yamato Black Cat Rapid Delivery Service» (宅急便ヤマト黒猫).

kuronekoyamato

Este servicio a domicilio innovador lleva consigo sistemas de congelación o mantenimiento especializados en estos manjares del dulce. Aunque no es el único, sí que es de los más baratos: entre 1050 a 2080 yenes. Y si no estás en casa, no pasa nada, se guardará en un refrigerador especial hasta llevarlo a la tienda o establecimiento más próximo donde lo puedas recoger, totalmente gratis :).

¿Y cuáles son los dulces favoritos de los japoneses? Bueno, eso depende mucho de la temporada, ya que les dan importancia a las estaciones para tomar un dulce u otro. Por ejemplo, en otoño tenemos la tarta de manzana o el cheesecake como los favoritos.

Por supuesto, no todo van a ser dulces Occidentales. La pastelería y confitería japonesa también tiene su hueco entre los adictos al dulce. Son los conocidos Wagashi (和菓子):

wagashi

 

Y sobre vosotros, ¿cuál es vuestro dulce favorito? ¿Habéis probado algún Wagashi alguna vez?