Cómo pasa el tiempo…

… desde que este blog nació con esta imagen y esta entrada.

Un año ya del nacimiento del primer artículo, uno de muchos que se irían publicando durante todos los meses siguientes, cada cual con más empeño, con más ahínco e ilusión.

He tenido ya otros blogs, e incluso uno personal donde he ido añadiendo mis relatos y pensamientos, pero que no tengo mucho tiempo de actualizar (y no lo quiero abandonar). Sin embargo, necesitaba una motivación para no dejar de escribir, para no convertirme en una «Salarywoman» que trabaja 40 horas semanales como un zombie sin ni siquiera encontrarle un sentido.

Mi formación siempre ha estado ligada a la comunicación pero, por la complicada situación del sector y la demanda actual, empecé a coger experiencia profesional en Marketing Online. No obstante, nunca he querido perder el hábito de la escritura y, mucho menos, el de comunicar aquello que me gusta, con mi personalidad, mi estilo y sin ataduras. Por suerte, vivo en una época donde puedes construirte tu propio tejado sobre un dominio y cuyo interior puede decorarse tal y como a ti te guste.

Lo que más me gusta es la cultura japonesa, además de escribir y, para poder encontrar el gusanillo a esto del Marketing Online pensé en fusionar las dos cosas. Así, tenía un tema del que no se habla mucho en español y en el que puedo aportar mi granito de arena como profesional 🙂

Lo que menos me esperaba era la acogida que este blog ha tenido en todos estos meses. Y eso que, (y siempre me quejo), no puedo dedicarle todo el tiempo que me gustaría. Si pudiera estaría publicando todos los días, empapándome a todas horas y ofreciéndoos todo lo que esté en mi mano para informaros de tendencias sobre Japón y su cultura popular.

Gracias, de verdad, gracias a todos los que me leéis, a los que me habéis encontrado alguna vez por casualidad, a los que compartís en redes sociales mis noticias, a los que me seguís en Twitter y Facebook y me animáis a continuar y, sobre todo, gracias a todos aquellos que me echáis de menos cuando estoy algunos días ausente por trabajo u otros compromisos. Para una persona cuya pasión es escribir, el «gracias por tu artículo, el «nos gusta mucho tu blog», el «nos parece muy interesante» o el «sigue así» es el mayor tesoro que se puede tener.

Para el próximo año quiero conoceros a muchos, a los que por distancia y tiempo sea posible coincidir, pienso aprender muchísimo más japonés para profundizar mejor en noticias nativas y compartirlas con vosotros, quiero expandir un poco más las noticias ligadas a Latinoamérica, porque sois muchos y también merecéis tener algo más de info sobre Japón y cómo repercute el Marketing allí, quiero asistir a todos los eventos que pueda para poder contaros de primera mano… Pero, lo que más quiero y cumpliré a rajatabla, es el no dejar de publicar en este blog.

No morirá porque es más que una web, un proyecto o un espacio donde escribir. Es una ilusión, un sueño y un espacio donde compartir nuestro amor por la cultura japonesa.

Este artículo no se llamará Irasshaimase II sino un gran ARIGATOU (ありがとう):

PD: En Twitter y Facebook pregunté cuál de los artículos os gustó más. Según comentarios y formularios enviados el de YESSTYLE y los de LINE han sido todo un bombazo. Me alegro mucho de que os hayan servido de guías y os haya animado a utilizar LINE o a comprar ropa o complementos asiáticos a través de este Ecommerce. Y luego, en Twitter, algunos os sorprendisteis mucho con el de «¿Qué tengo? Tengo de tó».

 

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies