¿De dónde viene Killer Karaoke?

Hace apenas unas semanas atrás se estrenaba un nuevo concurso en la televisión española, concretamente, en Cuatro. Lo presentan Florentino Fernández y Patricia Conde (que siempre es un placer juntarlos, aunque nada será igual como “El Informal). Su nombre es Killer Karaoke y muchos seréis los que habréis visto u oído de qué trata esta curiosa tortura. Y no, no hablo de un dolor para nuestros oídos ya que los concursantes, en su gran mayoría, cantan la mar de bien. Más bien se trata de una decisión loca que toman estas personas para enfrentarse a bichos, fobias e, incluso, golpes.

A ver, lo explico mejor, que ha sonado a pura carne de cañón. Los concursantes cantan durante unos 90 segundos un tema a su elección pero, no de la manera tradicional, sino que tienen que enfrentarse a pruebas que ellos desconocen, pruebas que no les hará nada fácil seguir el ritmo y la letra de la canción. Y es que la única regla que tiene este concurso es que “Pase lo que pase, no parar de cantar”. Algo difícil, si tienes que sumergirte en el agua con serpientes, si te llueven cucarachas, te dan pequeñas descargas eléctricas, si te golpean o te dan vueltas por los aires.

No había oído hablar nunca de este concurso, pero viendo el formato, seguro que no he sido la única a la que se le vino la mente que su origen era japonés. De hecho, daban indicios de ello porque, antes de cada prueba, se dice su nombre en japonés y en español, escrito también. Sí, eso que dice Flo con un desastroso, inacertado e ininteligible japonés. Sin embargo, hemos caído en la trampa. No se trata de un concurso de origen japonés, sino británico. Y que, curiosamente, se ha estrenado en cerca de 20 países en los que no hay ni rastro de Japón. Lo más cercano es Vietnam o Tailandia.

 

Los inicios de Killer Karaoke

Antes de hablar de una fecha, no siempre se llamó “Killer Karaoke”. El programa original surgió como Sing if you can, con menos gancho pero que dejaba claro de qué va la cosa.

Su primera emisión tuvo lugar en abril de 2011 y en ella participaban celebrities conocidos en Reino Unido. Las críticas que le llovieron al programa fueron de mal en peor. Por ejemplo, el crítico de televisión Grace Dent de The Guardian lo llamó “el peor programa de la televisión que se ha hecho jamás”.

La cosa ha ido cambiando y ahora son personas de a pie los que participan para ganarse un premio de 30 mil euros, que no está mal si no se tienen en cuenta que Hacienda siempre está ahí para llevarse un buen tajo.

El marketing del japonés

Como he comentado al principio, yo estaba totalmente segura de que el programa provenía de algún formato japonés, con un programa similar originario. De ahí que, en las pruebas, se hiciera honor a ese origen con sus títulos en japonés. Podéis verlo aquí:

Es algo que han imitado otros países como Estados Unidos donde, además, lo presenta el conocido Jackass Steve-O (muy acertado, por cierto):

 

Y es que lo del japonés, vende. Si hay que lanzar un programa totalmente fuera de lo normal, mejor que le pongamos un sello asiático desde el principio. Seamos sinceros, en Occidente nos cuesta arrancar con este tipo de programas por el “¿qué pensará la gente?”. Tenemos metido en el subconsciente que Japón es un país surrealista en esto de los contenidos de televisión, sin límites ni normas. Lo hemos podido comprobar en programas con bromas de mal gusto, que ni se nos pasaría por la cabeza echar por la televisión. Sin embargo, somos muchos los que nos reímos y lo pasamos bien viendo como la gente sufre, aunque sea en Youtube. Por eso, mejor poner algún que otro guiño japonés, para que la gente se sienta más relajada y lo relacione con “estos chiflados japoneses”.

Parece que en España el concurso está teniendo muy buena acogida. Yo, personalmente, lo veo y me agrada pero no me gusta la idea de tantos animales y bichos que no tiene por qué pasar por ésto. Yo votaría por pruebas de otra índole que no incluyeran seres vivos. Pero eso es otro tema…

Termino este artículo con una de las pruebas en el programa tailandés. La verdad es que no tiene desperdicio…

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.