El Marketing hacia Japón y viceversa

Cuando hablamos de Marketing, ¿sabes qué es exactamente?

Si te pones a pensarlo detenidamente, todo es Marketing. Si vas al bar de tu amigo Manolo es porque él ha hecho Marketing contigo, aunque sea invitándote a unas aceitunas o a una bolsa de patatas con tu caña de cerveza (esto si hablamos de Barcelona, que en Almería sería regalarte una tapa extra, pero eso es otra historia… ¡ejem!).

También es Marketing esto que estoy haciendo yo, que quizá te guste y me sigas o quizá no. Bueno, a veces el Marketing no funciona como esperábamos…

Marketing es una recomendación, un consejo, una idea o una propia charla entre amigos. En todo momento estamos intentando vender una imagen, un producto, un servicio o una personalidad.

Sin embargo, aunque todo sea Marketing existen distintos niveles donde nos damos cuenta que el beneficio es económico, al fin y al cabo, y es cuando decimos: «Ahhh, ¡aquí no admitimos publicidad!». Supongo que, en el momento que te das cuenta que te están vendiendo algo es publicidad, si no hablaríamos de Marketing.

Sea lo que sea por lo ambigua que puede ser la situación, ¿qué pasa con Japón? ¿Por qué tanta pasión por un país que apenas conocemos?

He aquí la magia del Marketing menos lucrativo de todos: la curiosidad.

«Mamá, mi sueño es ir a Japón»

– «¿Pero qué te ha dado a ti con los chinos estos?» Fue lo que mi madre me dijo cuando empecé a enamorarme de la cultura nipona. Nací en el 87 y, en el momento en el que empezaba a comprender el mundo, decenas y decenas de series de animación japonesas salían por la tele. Nunca me olvidaré de Sailor Moon, de Chicho Terremoto, Dragon Ball («Goku» pa’ los amigos) o Ranma 1/2.

Y no, aún no sabía que eran japoneses hasta que empecé a preguntar. Una vez que lo supe quise saber más y más sobre ese país tan lejano que miraban con sospecha :P.

Como nací y me crié en una de las ciudades culturalmente más pobres de España (y no porque no haya gente culta sino porque el dinero o no llega o se desperdicia en otras cosas), adquirir algo japonés era una misión imposible. La ciudad en cuestión es Almería. Eso que hay al lado de Granada haciendo esquina.

La primera vez que sostuve en mis manos un manga (el de «La Familia Crece» o «Marmalade Boy») fue cuando tenía 14 años. En la radio escuché que una tienda de cómics abría en el centro. Desde su apertura mi grupillo de amigas frikis y yo (las raritas de clase) íbamos caminando (45 minutos hasta el centro) hacia la tienda de nuestros sueños a gastarnos la paga de la semana en manga y merchandising. Nunca me olvidaré de la tienda que, por desgracia, cerró hace años: LA MAZMORRA.

A partir de aquí y gracias a internet,que ya empezaba a llegar a la casa de todos, Japón se convirtió en mi primer amor.

Como yo, muchos han pasado por una experiencia parecida y sueñan con ir a Japón o volver si ya han estado.

No quiero romperos el corazón pero, la culpa de nuestro enchochamiento se llama Marketing bien hecho.

A todos nos gusta Japón

Japón llegó a nosotros poco a poco. Muchas de las series de dibujos animados que veíamos en la tele (no me refiero a anime) se animaba en el país del señor Miyazaki u Osamu Tezuka. Más tarde, alguien de aquí, con una enorme visión del mundo, se decidió a comprar producto único de Japón y enseñárnoslo a través del televisor, editoriales y productoras. ¡GRACIAS SEÑOR! ><

Con 14 años me extrañaba encontrar a alguien que le gustase Japón o su cultura. Ahora es raro conocer a alguien que no le guste, aunque sea un poquito. En Barcelona se lleva realizando, durante años, uno de los salones más importantes dedicados a la cultura japonesa: El Salón del Manga. Cada año se añaden más a él ferias y eventos dedicados al País del Sol Naciente. Y cada día conozco a más gente que quiere estudiar japonés o viajar a Tokio para vivir la mejor experiencia Otaku en el Universo Akihabara.

¿Por qué no Tailandia? ¿Qué ha pasado con la fiebre neoyorquina? ¿No hay otros países en el mundo por visitar?

Señoras y señores, frikis y otakus de todo el mundo. Nosotros somos el mejor Marketing sobre Japón que existe. Sin nosotros Japón no sería lo que era y, por supuesto, no lo conoceríamos como lo conocemos hoy.

Disculpad esta entrada un poco subjetiva y personal. Quería recapacitar un poco sobre el concepto «Marketing» y qué significa para mí. Creo que es importante para seguir haciendo artículos y compartir mi amor por el Marketing y por el país que siempre soñé, sueño y soñaré volver a ver: Japón.

¿Tú qué piensas? ¿Por qué te gusta Japón? ¿Qué te atrae? ¿Cómo empezaste a conocerlo? 🙂

 

10 Comentarios

  1. Muy buen artículo 😉
    Yo también soy del 87 y crecí embobandome con las mismas series, yo creo que la que más me marcó fué sailor moon! Luego claro, conforme fui creciendo fuí añadiendo más intereses relacionados con Japón, sumo, geishas,etc… bendito internet! ;D

  2. ghibril

    La mía es Sailor Moon sin duda también :). No paraba de dibujarlas y dibujarlas y crear Sailor Universo, Galaxia… mi imaginación no tenía fin. Si no hubiese sido por internet creo que hubiésemos encontrado la manera de saber más de Japón.
    ¡Es lo que hace el amor ^^!

    ¡Gracias por comentar! 😀

  3. David Sentaku

    Yo era un estudiante de Bach de Ciencias que quería estudiar Arquitectura. Iba fatal con las mates y la fisica. Un atenuante fue que encontré una nueva carrera «Estudios Asiáticos Orientales». Hasta el momento era un poco friki, pero cuando encontré esto me hice más. Me he convertido en un amante de la cultura nipona. Voy a repetir 2º de bachillerato por sociales para poder acceder a esta carrera. Espero poder ir a Japón algún día, y poder dedicarme a ser profesor de español, comercial… no se…

  4. ghibril

    ¡Pues ojalá tengas muchas suerte David!
    Siempre es bueno descubrir qué es lo que realmente deseas e ir a por ello con ilusión ^^!
    Muchos estamos todavía esperando saber qué hacer o descubrir cuál es nuestra pasión 🙂

    GAMBATTE!!

    (y muchas gracias por pasarte por mi blog y comentar) ^^

  5. ¡Yo soy del 90′, así que aún pillé la fiebre en pleno inicio! Cabe decir que en Cataluña, es donde más se apostó con el anime: en el canal autonómico, hay un espacio infantil llamado «Club Super 3» que en sus inicios – no ahora, que da penilla – el 80% aproximado era anime o relacionado con él. ¡Es más, allí se inició el fenómeno Dragon Ball (salió en los telediarios)!

    Cabe mencionar que ya no es solo querer ir a Japón a viajar, es que (al menos, en una de las universidades de Cataluña) hay una carrera que se originó por el boom asiático que empezó con lo japonés – Estudis d’Asia Oriental -, empezaron a hacerse famosos algunos dobladores de anime – incluso subió la demanda de gente que quería dedicarse a ello -… sea como sea, será Marketing pero ojalá todos los marketings fueran así.

  6. ghibril

    ¡Toda la razón Suuita! A veces me da envidia no haber nacido en Barcelona porque lo teníais todo primero (envidia sana de la buena :P).
    Pero menos mal que, cada vez, son más las oportunidades para conocer este fantástico país y su cultura ^^

    ¡Gracias por pasarte y comentar!

    😀

  7. iagm

    Buen artículo!

    Mi primer contacto significativo con la cultura japonesa también fue a través del anime; pero más que las series, que también (Dragon Ball, Dr Slump, Ranma), fueron las películas de Ghibli lo que despertó mi interés por el país. Desde entonces no he dejado de conocer Japón.

    Nos vemos en clase!

  8. ghibril

    ¡Hola Íker!
    Te voy a hacer fan número 1 de mi blog :P.
    Por desgracia en Almería eso de Ghibli era inconcebible y, en aquella época, teníamos que bastarnos con Antena 3 y Canal Sur (la autónoma de Andalucía).
    Ahora sí que devoro pelis de Ghibli, aunque las últimas no es que me hayan dejado buen sabor de boca.

    ¡Gracias por comentar!

    ¡Hasta el lunes! ^^

  9. Dan

    holaaaaa XD mira que mi tesis es relacionada a la industria del anime y manga,justo por eso llegué tu blog =D que por cierto es muy interesante e informativo ^u^
    Soy de méxico y mi primer contacto con japón fue gracias a las series de anime como Candy Candy, Remi, Heidi, etc. Pero fue particularmente en Remi cuando escuché que cantaba una canción pero no estaba en español, de ahí surgió mi interés en el idioma nipón, me llama la atención como se escucha, a mi parecer el japonés suena suave o calmado por así decirlo XD. Saludos y sigue así, tus opiniones me parecen muy objetivas ^u^b

  10. ghibril

    ¡Hola Dan!

    Me pone muy contenta que te guste mi blog y que lo consideres informativo, de hecho, es uno de mis objetivos: informaros y que a la vez os lo paséis bien leyéndolo.
    En España estas series de anime llegaron antes de que yo naciera: soy de 1987. Yo crecí con series algo más «nuevas» como Dragon Ball, Sailor Moon o Ranma 1/2. Pero sí, sin el manga y el anime creo que Japón todavía seguiría siendo un desconocido para nosotros y tiene, mucho, mucho, que enseñarnos 🙂

    ¡Gracias por pasarte por mi blog y comentar! 🙂
    ¡Ánimos con la tesis!

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies