kakebo

Kakebo: ahorrar a la japonesa

En los tiempos que corren el ahorro es indispensable para no acabar arruinado. Los impuestos suben, cobramos menos que antes y claro está, los caprichos ya no pueden ser tantos como antaño. Es cierto que ahorrar cuesta por una serie de sucesos ajenos a nosotros pero, seamos sinceros, a veces derrochamos el dinero en cosas que no necesitamos y que, incluso, ni siquiera nos ha hecho felices.

Se dice que, a principios del siglo XX, Tomoko Hani, fue la primera en lanzar, por primera vez, un sistema de gestión para la economía doméstica. Su intención era la de registrar todas las compras que se hacían para el hogar diariamente y, así, poder minimizar el consumo desmesurado y comprar lo que verdaderamente se necesitaba. Ya se sabe que las mujeres son las mejores administradoras del hogar y, en Japón, eso de que la mujer lleve las cuentas es algo casi tan tradicional como el Sake.

De ahí nació el Kakebo o lo que en España se conoce como: Libro de Cuentas para el ahorro doméstico.

kakebo1

Sin embargo, la editorial que nos trae este formato de Libro para los Ahorros del día a día no tiene origen japonés, sino español. La editorial, residente en Barcelona, es Blackie Books, que ya tiene a vuestra disposición la edición de Kakebo de 2014.

Aunque parezca extraño en la era de las Nuevas Tecnologías, Kakebo está en papel. Es una especie de agenda con caricaturas de lo más divertidas donde ir apuntando tus gastos. ¿Pero por qué utilizar el papel en vez de las choporrecientas oportunidades electrónicas que hay hoy en día? Pues porque el papel no depende de la batería, porque puedes apuntarlo en cualquier momento y porque puedes comer o beber lo que quieras mientras tanto ya que, Kakebo, está plastificado.

Igualmente, para los amantes de las app os adelanto este proyecto con la misma intención que Kakebo, el ahorro: Debo.es.

Si se consigue ahorrar o no con Kakebo, no tengo ni idea. Sin embargo, sí puede ser un buen método para descubrir en qué te estás gastando el sueldo y, sobre todo, esos ahorrillos que guardas para un viaje de ensueño, los estudios del niño o la ilusión de un día irte a vivir a las afueras, apartada del mundo, en una casita acogedora (como yo :p).

3 Comentarios

  1. Personalmente no creo que fuera capaz de apuntar todos los gastos… un libro así no está hecho para mi jajaj

  2. ghibril

    Yo seguramente me lo compre ya el mes que viene… éste ya se ha llevado la palma en gastos y no puedo permitirme, ni 10 euros :(
    Siempre he sido de apuntar las cosas a mano. De hecho, todavía utilizo agenda de papel xD

  3. Alexandru

    Pues parece chula la idea, a ver si me inspiro para lo de “Debo”! En cuanto a la versión en papel, sí que es verdad que el papel siempre lo acabas tomando más en serio que algo digital, quizás por eso lo han hecho en papel :)

Comenta, ¡que es gratis!


1 + 8 =