Antes de nada debo disculparme por dejar estos días el blog algo abandonado… El estrés, diversos dolores musculares y etapas de exámenes no me dejan mucho tiempo para poder hablaros de lo que más me gusta :). Sin embargo, no pienso dejar este blog ni a sol ni a sombra. No os vais a librar de mí tan fácilmente :P.

Y ahora vamos al tema que nos ocupa ^0^

Hablar del marketing de McDonalds daría para hacer una tesis, y no de las pequeñas. Si hablamos del marketing que realiza el gigante de comida rápida en Japón, la Biblia se quedaría corta.

Esto es debido a la cantidad de restaurantes de comida rápida que existen por toda la isla por lo que, el trono de McDonalds, al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos y gran parte de Europa, está más que en duda.

Wendy’s, Burger King, KFC y miles de cadenas más son una dura competencia para McDonalds en los siempre, gourmets, japoneses.

Por ello, tienen que ingeniárselas bien para crear atractivas campañas de marketing que no sólo atraigan la mirada de los fans de la comida rápida y los Big Macs sino también de los que buscan un buen servicio o un trabajo.

En el vídeo pueden verse a dos clientes que se sienten totalmente atraídos por los distintos ruidos comunes que se puede escuchar en un restaurante como McDonalds: el sonido de la Coca Cola al caer en el vaso, el hielo, las patatas en la freidora, el sonido del cartón de la hamburguesa, etc. Se acaba convirtiendo en música para ellos y, a ritmo de funky, los dos chicos se convierten en trabajadores y, sin perder el ritmo, van mostrando lo que hay detrás y fuera del mostrador. Al final todos acaban bailando al estilo Flash Mob.

Os dejo con el vídeo, cuidado, ¡que engancha!

Y tenéis hasta versión dedicada al baile en concreto. Está siendo todo un éxito en Japón y, seguramente, más de uno fuera de allí ya lo baila 😛

Es curioso que, mientras que aquí estamos ya pesaditos con el tema de «demostrar» que McDonalds cumple todos los estándares de calidad y que su comida no está sacada de la suela del zapatato, McDonalds, en Japón, aboga más por el servicio y la posibilidad de ofrecer un trabajo «divertido» a los jóvenes.

Mucho de los jóvenes japoneses con edad de trabajar suelen tener trabajos a tiempo parcial o «arubaitos» y, normalmente, son estilo McDonalds o dependiente en tiendas. De ahí que hayan elegido el target correcto en el mismo vídeo.

Volviendo al tema de la calidad de McDonalds en torno a sus productos sí me he dado cuenta de que, depende a qué país vayas, McDonalds sabe distinto, hasta la propia Big Mac de toda la vida.

En Japón noté que la limpieza y calidad eran totalmente «anormales» a lo que estamos acostumbrados en España o Europa (en mi caso Francia e Inglaterra). Además, si todavía está, os recomiendo la especial de teriyaki :P.

No deja de ser McDonalds pero es, no obstante, curioso la diferencia entre los sabores y, cómo no, la forma de diferenciar la estrategia entre un país y otro.

Personalmente, la publicidad de McDonalds, como la de Coca Cola, suelen ser de mis preferidas. Suelen cagarla, pero, ¿a que nunca lo notas en las ventas? Claro, saben como arreglarlo y eso, se merece siempre un aplauso. Por supuesto, su dineral no es el de todos, pero eso es otra historia xD.

Antes de terminar este artículo me gustaría preguntaros si habéis probado McDonalds en otros países y, si es en Japón, ¿os ha parecido también más ricas o con mejor aspecto que en otros lugares? ¿Qué opináis?