Love Wagon programa japonés Netflix

Love Wagon: La furgoneta del amor

Bueno, bueno, bueno, bueno… parece mentira, ¡pero estoy de vuelta! Y es que, tras varios, pero varios meses de ausencia, vuelvo con el gusanillo de hablaros de cositas de Japón, concretamente de este reality-show de amoríos de Netflix: Love Wagon o, mejor conocido en Asia, como Ainori.

¡Madre del amor hermoso! Hacía mucho tiempo que no me enganchaba a este tipo de programas de la tele japonesa. Acabé algo cansada de Terrace House porque en las ediciones siguientes que continuó Netflix, sobre todo en el de Hawai, no aparecía nada nuevo y las relaciones entre todos los compañeros me resultaron aburridas.

Para quien no lo conozca aún, Ainori (prefiero llamarle por el nombre original que Love Wagon), es un programa originario nipón que lleva muchísimos años emitiéndose. Su primera edición data de octubre de 1999 y finalizó su “recorrido” en 2009. Una trayectoria que acabó con muchas parejas formadas durante viajes alrededor del mundo dentro de una furgoneta de color rosa.

Tras un gran parón vuelve con un aire renovado y fresco gracias a la colaboración de Fuji TV y Netflix que transforma “Ainori” a “Love Wagon” para enfocarlo en un entorno más internacional ya que, como hemos podido comprobar, se ha lanzado en varios países incluido España.

¿En qué consiste Ainoiri?

Una furgoneta. 4 chicos. 3 chicas. Objetivo: encontrar el amor.

Hasta aquí todo muy normal y algo común en los reality-shows dedicados al romance. Sin embargo, Ainori ha conseguido cautivarme por su formato corto de 30 minutos por capítulo, por las claves de humor tanto de los comentaristas como de la realización misma, por los subtítulos en japonés coloridos y animados, por los momentos drama o los momentazos que no pasan desapercibidos por una voz en off que narra muy bien toda la historia. Pero, sobre todo, es por las lecciones que los participantes van adquiriendo a lo largo de su viaje por Asia. Creo que esto ha sido lo que más me ha enamorado de este programa: la fusión de encontrar el amor de una sociedad japonesa mezclada entre la tradición y la modernidad con el impacto de distintas culturas.

No voy a hacer spoiler sobre qué parejas surgen o no, pero sí comentaré (y no, no es spoiler), que se tratan temas como el valor de la familia, la felicidad e, incluso, el trato directo con comunidades LGTB en el caso concreto de Tailandia donde los participantes no dudan en preguntar y comprender. Recordemos que, aunque no es ilegal en Japón, la comunidad LGTB no está bien vista y son muchos los que aún no se atreven a salir del armario ni reconocer públicamente su inclinación de género o sexualidad.

Las relaciones que se forman, tanto de amistad como románticas, son sinceras y, aunque la televisión juega siempre con las escenas que les interesa transmitir y no mostrando toda la realidad, viajar durante meses siempre crea lazos irrompibles, lo quiera mostrar la tele o no.

participantes love wagon netflix

Si te gusta la cultura japonesa tienes que ver Ainori

Es de obligatorio visionado si quieres entender mejor la cultura o la sociedad japonesa entre los 18 a los 30 años. Al igual que pasaba con Terrace House, con sus gestos, con sus decisiones y con sus miedos es posible comprender lo diferentes que son frente a Occidente e, incluso, con sus propios vecinos asiáticos. A nosotros nos cuesta entender cómo un simple roce, un simple gesto de cariño al frotar la cabeza es para ellos un gran Universo y se vive en la serie y, con los propios comentaristas, como un gran paso en el amor.

comentaristas japoneses programa ainori

Hablando de comentaristas, me ha resultado curioso a la vez que chocante que, una de ellas, sea la famosa Becky. A esta actriz recientemente se el incriminó por una relación con un hombre casado, saliendo ella perjudicada, mientras que él no tanto (un clásico del mundo en el que vivimos, aún eternamente machista). No sé si ha sido a modo de estrategia para “aprender de su error” o “ejemplo de lo que no hay que hacer” que Becky está ahí, pero me sorprendió que hubieran comentarios donde salía de nuevo a la luz ese romance en algunos capítulos.

Becky romance con Kawatani

He reído, he llorado, he sufrido, he comprendido y, sobre todo, he empatizado un poco más con su sociedad, su manera de transmitir los contenidos (no siempre a gusto de todos y, a veces, algo irrisorio) y queda claro que, seamos como seamos, la búsqueda del amor queda patente en todos los corazones, da igual de donde vengan.

 

————

Bonus commentary: me quedan 3 capítulos para terminar este viaje y han sido muchos los que se han ido y muchos nuevos miembros se han incorporado. No obstante, me quedo con el inocente Shy Boy. Echaré de menos sus caretos y su “hahahahahaha” sincero y contagioso. ¡Aquí tienes una gran fan en España Shy Boy!

Shy Boy Ainori Love Wagon Shy Boy Ainori Love Wagon enfadado

¿Y vosotros? ¿Habéis visto ya Love Wagon o Ainori de esta edición con Netflix? ¿Qué opinaís? ¿Sois tan fan de Shyboy como yo? ¿Cuál es vuestro favorito? 😀

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies