El caso de Neil Grainger en Japón

Negligencia Humana: el caso de Neil Grainger

Hoy me voy a poner un poco seria, aunque a veces me cueste y éste no sea un blog que quiera tratar temas tan delicados como las enfermedades. Sin embargo, hay una cosa que no soporto en la estirpe humana y es la deshumanización que hay, da igual la raza, el país o de la clase social que sea. Todos somos humanos y ver sufrir a alguien debe partirnos el corazón.

Todo esto viene a una noticia que saltó hace ya meses sobre un residente británico en Tokio, al cual le diagnosticaron cáncer y, para más inri, enfermo de VIH. Pues bien, por desgracia, Neil Grainger murió el 15 de Marzo de 2014.

Es irónico saber que Neil Grainger conoció muchos lugares y muchas vidas en distintos puntos del mundo, de hecho, fue barman en España sin ir más lejos. Sin embargo, la suya quedó en unas manos ausentes de pecado o de culpa o bien de indiferencia ante no una, sino dos de las enfermedades más temidas en lo que a especie humana se refiere.

La relación de Neil Grainger con Japón tiene que ver con ese espíritu aventurero que todos sus conocidos confirman que tenía. Neil acabó trabajando como profesor de inglés en la Universidad de Waseda desde 2005 hasta los últimos meses de su vida.

Cuando le diagnosticaron la enfermedad tras idas y venidas en las que se le dijo que “no se preocupase” tuvo que pedir muchos días libres en el trabajo para asistir a las diferentes pruebas y, una vez detectado el cáncer, a los diferentes tratamientos. Aunque Neil tuvo que someterse a dos operaciones de cirugía importantes en Agosto de 2012, se las arregló como pudo para trabajar la mitad del mes de agosto. Sin embargo, tuvo que faltar todo ese mes de septiembre.

Parece que, estas continuas bajas por enfermedad, no hacía gracia a la empresa Waseda University International Corp., la cual comunicó a Neil que no le renovarían el contrato. El propio Neil declaraba que la empresa le había calificado como “excelente” en todas las áreas como tutor y profesor de ingés (ya con más cargos) y que le harían un contrato mucho más permanente porque estaban muy contentos de seguir con él. Supongo que, para callar bocas, Waseda International le renovó el contrato, finalmente, pero sólo de 6 meses. Vamos, una mera excusa para que no le achacaran nada y poder librarse de Neil en unos pocos meses. Finalmente, todo se torció para Neil, el cáncer volvió y empeoró y Waseda International Corporation despidió a Neil.

Neil Grainger durante las pruebas de cáncer en el hospital de Japón

Seguramente penséis que es algo inhumano pero la empresa está respaldada por la ley. La ley japonesa dicta que una empresa puede despedir a alguien de forma legal si están demasiado enfermos para cumplir con sus obligaciones laborales. Es decir, da igual lo que te pase o no, si no cumples con tu trabajo y faltas tanto, no me sirves: “¡fuera!”

Pero ahora viene lo peor: ¿y el seguro médico? Una de las cosas buenas que (aún) tenemos en España es la seguridad de que si vamos al hospital de Seguridad Social, nos van a atender (sea como sea, pero nos atenderán sin pagar nada). En cambio, en la gran mayoría de los países extranjeros (en los que se incluye Japón) hay que pagar unas tasas o un seguro médico privado para que las facturas médicas no sean desorbitadas.

Pero claro, Neil se quedó sin trabajo y, aunque tenía un seguro médico privado a través del trabajo que tenía en Waseda International, sólo cubría el 70% de las descabelladas facturas médicas. No es lo mismo pagar por la visita cuando tienes un dolor de tripa o un resfriado, que estar permanentemente en el hospital a base de tratamientos que juegan con la vida o la muerte. El dinero se acababa y ni su empresa, en la que había trabajado tanto tiempo, tuvo el detalle de proporcionarle una ayuda económica o de enviarle siquiera unas flores, algo de condolencia.

Todo esto me toca mucho la moral pero nos hace ver que, casos como éstos, hay varios en Japón cuando la persona a la que tienes que ayudar se pone enferma y, encima, es extranjera. Aunque les ampara la ley en este caso, como hemos visto, esto toca la moralidad da igual cual sea tu cultura, religión o forma de vida. Una trabajador, un compañero, un amigo se está muriendo. Y no eres una empresa de pacotilla, la cual, sin un trabajador no puede llegar a fin de mes.

Por supuesto, no critico a Japón ni tampoco pongo a los Occidentales como las Madres Teresa de Calcuta. Hablo de la falta de humildad, de la falta de “espabilamiento”, de dejar de ser máquinas o zombies del sistema cuando casos así nos azotan en la cara. Y, por desgracia, Japón está inmerso en una sociedad que, cada día, piensan y actúan como máquinas, donde la humanidad queda atrás para sólo acceder al mejor puesto de trabajo, para tener la seguridad económica y poder pagar facturas. Y, por lo que veo, toda la sociedad del mundo se está convirtiendo en máquinas sin sentimientos.

Descansa en paz, Neil Grainger.

Neil Grainger en el hospital de Japón

 

3 Comentarios

  1. estas cosas son las que no se suelen leer mucho en los blogs sobre Japón. En occidente se debería saber que Japón es mucho más que manga, anime, samurais y demás.
    Por suerte, y gracias al Japan times, algunos otros medios online se dieron eco de la noticia, pero tampoco mucho.
    Japón es un país jodido para trabajar, y tener problemas.

  2. Leonardo

    Hola a todos, no vivo en Japón pero tuve la posibilidad de visitarlo varias veces porque un familiar mio vivió allí muchos agnos, nunca entendí el hecho de que el seguro médico sólo te cubriera el 70% y siempre me pregunté que pasaba con el otro 30%, pero leyendo vuestro articulo, me queda claro que si uno sufre una operación que cuesta 10.000Euros, hay que poner 3.000euros del propio bolsillo.
    Pais dificil para vivir el Japón.

    un saludo

    Leonardo

  3. Carlos

    Y eso que no han comentado sobre las carísimas cuotas que hay que aportar al sistema de seguro de salud, este año ya recibí el aviso con los cupones de pago y en total voy a aportar 326,900 yenes al Kokumin Kenko Hoken… pagando esa cantidad, de seguro que me enfermo o al menos con dolor de cabeza todo el resto del año….
    Neil Granger, Descansa en paz.

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies