Continuamos haciendo lista de aquellas cosas que nos saca de quicio de Japón. Recordemos que es una lista que refleja una visión general de la percepción de los occidentales hacia algunas costumbres japonesas en la vida real.

Como por ejemplo… ¡el packaging!

Plástico y más plástico donde quiera que compres

Packaging de Senbeis

En esto creo que coinciden con otros países del sureste asiático, como China. ¿Cuántas veces no has comprado las típicas galletitas de arroz que vienen en un plástico y luego más plásticos individuales? Es comprensible con el fin de mantener más frescos los alimentos para que, si abres una caja de galletas, consumas las que quieras sin que las otras pierdan la calidad.

Pero pensemos en nuestro pobre planeta Tierra y nuestro consumismo acelerado. Ahora, sumemos la poca cultura que aún tenemos sobre el reciclaje. Lo que nos queda son toneladas de plastiquitos que se nos acumula en la papelera y vertederos abarrotados con basura no degradable.

Lo más loable es ahorrar en plástico, usar otros materiales de conservación o, simplemente, como hacemos en la mayoría de países de Occidente: paquete de galletas a lo Príncipe con 20 piezas y sanseacabó.

 

Exhibiciones y eventos culturales

Galería de arte Japón

Por muy diferentes que sean nuestras culturas, seguimos siendo humanos y, si hay algo gratis, allá que vamos. Pues imaginaos en una urbe como Tokio, de casi 18 millones de personas (y sólo hablo de la zona metropolitana), que asisten gratis a este tipo de eventos. Por mucho que se crean cientos de eventos normalmente sieeeeeeeempre se llenan, que más que aprender cultura, lo que aprendes es a no asfixiarte entre tanta gente. Años y años de experiencia lo afirman.

La verdad es que, viendo la cantidad de gente que te puedes encontrar en una galería de arte, por ejemplo, yo me daría la vuelta y ya lo miraría por internet…

 

No aceptamos tarjeta

Dinero japonés en efectivo
Imagen de iheartjapan.ca

Aparte de eso de que apenas haya queso en Japón, que muchos de los establecimientos, sobre todo de comida, sigan sin aceptar tarjeta para pagar, me tocaría las narices. Supongo que le he cogido miedo a eso de llevar dinero encima (bueno, vale, no, es que tampoco tengo), pero, imaginaos que, he cobrado mi sueldo y voy con una parte de él en el monedero. Yo no sé vosotros, pero en una ciudad como Barcelona donde tengo que coger transporte público, caminar por zonas muy transitadas, iría «cagá viva», es decir, desconfiando todo el rato e intranquila.

Lo que vengo a decir es que, los occidentales nos hemos acostumbrado a pagarlo todo con tarjeta por lo que, no solemos ir con mucho dinero en efectivo. Sin embargo, en Japón, esto es todo lo contrario. A las puertas del fin de semana, miles de japoneses se acercan a los cajeros automáticos a sacar un buen tajo de billetes para su derroche posterior.

Así que, consejo para los que vayáis a Japón: mejor ir con efectivo y, tranquilidad, es difícil que os roben por lo que podéis ir relajados con el dinero en el monedero.

 

Frío o calor

Kotatsu a mano
Imagen de crazypoplock.com
En la mayoría de las regiones de Japón coexisten las cuatro estaciones del año, bien marcadas, como debe ser. Por lo que, en verano hace un calor que te derrites y en invierno un frío que te mueres. Pero, ¡quieto parao! Muchas de las viviendas no están aisladas a estos cambios de estaciones. En invierno tendrás frío y deberás tener tu estufita sí o sí o un Kotatsu (炬燵) como el de la foto y, en verano, el ventilador será tu mejor aliado.

¿Y por qué? ¿Con tanta tecnología no son capaces de construirse casas aisladas del calor o del frío? Sí, sí que pueden, pero puede ser un peligro debido a los continuos terremotos que asolan el país. Las casas o edificios han de ser lo más ligeros y delgados posibles con el fin de soportar mejor los terremotos.

Visto así y, mientras esperamos  que la tecnología construya nuevas viviendas ligeras y que aíslen del calor y el frío, seguiremos teniendo a nuestro colega «Kotatsu» y nuestro inseparable «ventilador» (al que querrás más o menos según la época del año).

 

La televisión en Japón

Televisión japonesa
Imagen de wallpaperus.org

Aquí no puedo opinar porque apenas he podido hacer zapping en mis escasas tres semanas de viaje por Japón y, de esto, hace ya 6 años. Si aquí nos quejamos de Telecinco y el coñazo del «Sálvame» todos los días a todas horas, allí parece que es más de lo mismo, pero sin Belén Esteban: programas gemelos, formatos que no son originales, que siguen la misma estética y escaleta que todos los demás. Y siempre parece que te están comiendo el cerebro, o algo así. De esto hablaba con más detenimiento en «¡Que te quede claro!».

Visto así, parece que sólo se salvan algunos doramas y el anime.

Y, como no todo es malo y Japón tiene cosas geniales que nos encantan a todos, seamos de donde seamos, habrá, próximamente, otro artículo dedicado a las cosas chachis de Japón de las que deberíamos tomar ejemplo :).

Fuente: RocketNews24

Imagen destacada de hollywoodreporter.com