El japonés está considerado un idioma minoritario. Básicamente se habla en el archipiélago japonés y en pequeñas colonias niponas de Brasil, Perú y algunas islas del Pacífico.

¿Por qué entonces recopila tantos seguidores alrededor del globo?

Si hay algo que mueve el mundo (y ojo, puede que suene cursi) es el amor. «Amor» no como tener un novio japonés y aprender el idioma para encandilar a los suegros sino «amor» como pasión, motivación y ganas. Y esto mueve montañas.

El motivo de este artículo es dar contestación a una pregunta que casi peca de ser hipotética: «¿el idioma japonés se perderá?»

No hablo de transformarse, sino de que desaparezca.

Siendo realistas, el inglés lleva comiéndose fronteras desde hace ya décadas, sobre todo con el desafortunado poderío yanki. Es decir, con el inglés, en teoría, nos entendemos todos. El inglés te abre las puertas al mundo. Si no hablas inglés no eres nadie.

No creo que sea así.

Hay una escritora japonesa que, con su libro 日本語が亡びるとき英語の世紀の中で (nihongo ga horobiru toki eigo no seiki no naka de – «La caída de la lengua japonesa en la era del inglés») provocó una serie de debates sobre la actual situación de la lengua japonesa y cómo se enseñaba en las escuelas.

La autora en cuestión es Mizumura Minae que, paradójicamente, desde los 12 años vivió en Estados Unidos. Vivió unos 20 años allí para instalarse, finalmente, en Tokio.

nihongo ga horobiru toki eigo no seiki no naka de

mizumura-minae

En este libro cuestiona parte de la enseñanza nipona defendiendo los títulos clásicos. Según su opinión se está perdiendo la costumbre de hacer leer a los chavales los clásicos japoneses, imprescindibles para seguir reforzando y recordando una de las pocas lenguas no occidentales que se fraguó como única y nacional ante el poderío de China.

A pesar de que gran parte de su educación fue en inglés, ella optó por escribir en japonés. Es decir, arriesgó comercialmente su carrera ya que, si no eres un gran nombre como «Murakami», pocas editoriales se atreverán a traducirte.

¿Es el amor, la pasión, la motivación la que te lleva a tomar este tipo de decisiones? ¿Por qué estudiamos japonés muchos de nosotros sabiendo que, tal y como está el patio, perfeccionar el inglés o aprender chino o ruso nos será más favorable a nivel profesional?

Ojalá pudiéramos aprenderlo todo. Toda cultura tiene su riqueza. Ninguna región queda exenta de maravillas que merece la pena conocer. Por desgracia no somos un disco duro. Nuestro cerebro no realiza back ups completos de información y no nos queda otro remedio que elegir qué estudiar.

 

El japonés vale la pena

Para los que estéis un poco desanimados estudiando el idioma, viendo que no sois capaces de optar por un puesto de trabajo a pesar de tener un Noken 2 o hasta 1 (¡madre mía qué crack!). No os desaniméis, hay oportunidades para todo.

Quizá no en Japón. Quizá en internet o en vuestra propia ciudad.

Si hablamos de Marketing tenéis aún muchas más oportunidades. Japón es un país espléndido para los negocios. Pero la dura prueba de fuego es la de saber utilizar correctamente el idioma y empaparte de su forma de vida. Aquí hay una clara diferencia de aprender una lengua por «amor» a pesar de ser minoritaria.

Aunque el inglés es importante para los negocios, ¿realmente lo utilizamos bien? ¿Con qué base? Un australiano no tiene las mismas formas que un británico y, para nada, que un estadounidense o un canadiense. Pensemos que están en distintos puntos del mundo y, por mucho que todo surgiese de colonias británicas la misma mezcla ya marca la diferencia.

Marketing es comunicación. Una grata comunicación es satisfacción, satisfacción son buenos resultados. Llegará un momento que todo el mundo sabrá escribir en inglés, mejor o peor. Pero si tú eres quien marca esa diferencia y te diriges al público adecuado, a aquél con el que te has sentido identificado tras años de estudio, tendrás la clave del éxito.

Por ende, estoy de acuerdo con Mizumura de que tienes que arriesgarte y elegir expresarte de la forma en la que te sientas más cómodo. Y, sobre todo, haz uso de tus motivaciones 🙂

Si queréis saber más sobre la autora y el libro 日本語が亡びるとき英語の世紀の中で (nihongo ga horobiru toki eigo no seiki no naka de – «La caída de la lengua japonesa en la era del inglés») tenéis esta entrevista traducida al castellano por nippon.com.

Respondiendo pues a la pregunta que os formulaba al principio el japonés no se perderá. No podremos evitar que se transforme, como todo idioma con historia. Pero mientras siga habiendo gente que le apasione seguirá existiendo :).

japanese-language
Tira cómica de ithinkincomics.wordpress.com

 

¡Por cierto! Este artículo es la antesala para hablaros sobre un Jdorama que estoy viendo ahora (aunque tiene ya unos años) donde una maestra japonesa quiere sacarse el título y le toca enseñar japonés a nueve extranjeros. Seguro que ya muchos sabéis que se trata de Nihonjin no shiranai nihongo.