Planes para San Valentín un tanto diferentes

Ya no tienes excusa para decir que estarás solo en San Valentín o que no tienes plan para esa noche.

Sabemos que los japoneses son raros, pero no sé hasta que punto cuando me doy cuenta que, los negocios que mejor les van, son los relacionados con evitar esa soledad y reparo que da decir: «Me gustas, ¿quieres venir a cenar conmigo esta noche?».

Y estos negocios pueden sonar bastante… raros. Como éste dedicado a cobrar por minutos para dormir o relajarte en la parte que elijas de la chica (por supuesto, depende de la parte varia el precio).

El negocio tiene el nombre de Soine-ya (ソイネ屋). Abrió su primer local en septiembre de 2012 en el distrito donde más almas en busca de confort femenino habitan por metro cuadrado: Akihabara. Fue tal el éxito que han abierto otro local en Shinjuku. ¿Pero qué tiene de especial este negocio que está creciendo como la espuma? Eso quisiera yo saber, pero me inclino más a por «gente sola» y «chicas que necesitan dinero para estar a la moda».

El precio es el de unos 3000 yenes, más o menos, por entrada. Luego, tienes «servicios» especiales (no seáis mal pensados) entre los que destacan «tumbarse en el culo de una chica» o «abrazos» contra los pechos.

Los japoneses tienen fama de ser unos pervertidos. Y, sí, lo son. Sin embargo, no todo tiene que acabar con un final feliz. Muchas veces, estos chicos que no encuentran su media naranja entre los millones de personas que viven en ciudades como Tokio, echan de menos, como cualquier ser humano, un poco de cariño y compañía. Al contrario que pasa en países Occidentales como España, Italia o Portugal, expresar los sentimientos y hasta la sola palabra «no» es muy difícil de expresar o transmitir para los Orientales.

Por eso no veo que sea una locura gastarse unos 1000 yenes por minuto en recortarse en el trasero de una chica guapa. No es una locura, pero sí es una verdadera pena.

Prosigamos con otra de las cosas que más me han llamado la atención sobre temas relacionados con el amor y los, ¿sentimientos? en días tan «especiales» para ellos como es San Valentín.

 

Contrata tu seguro de San Valentín

Tal y como leéis, sí, se trata de asegurarte de que, sea como sea, recibirás tu chocolate o regalo de San Valentín el día 14 de febrero. Cuando me enteré de este tipo de negocio no pude sino echarme las manos a la cabeza y pensar: «¿En qué nos estamos convirtiendo?».

Con un contrato previo esta empresa de seguros para San Valentín hará que recibas tu esperado chocolate del Día de los Enamorados cada año, sin falta y así no te sientas solo y desamparado este día. Pero ahí no queda eso, además de los regalitos el paquete incluirá una tarjeta de felicitación de una misteriosa admiradora llamada «Reiko». ¿Y cuánto vale la broma? Pues no más de 4 euros, supongo, al año según el artículo dedicado a este seguro en el blog de Japón Shop.

Sería graciosísimo que el chaval de turno llegue al día siguiente al cole y le comente a sus amigos que una admiradora secreta que dice llamarse «Reiko» le ha enviado a casa chocolates de San Valentín. Sin embargo, tanto Miyamoto como Yamada también han recibido el chocolate de la misma chica. ¿Ahora qué listo? ¿Dónde te metes la chulería?

Entonces, ¿qué es mejor? ¿Pagar este seguro de «mierda» o tener la decencia de decir que no has recibido nada por San Valentín? Perdonad que me ponga violenta con estas cosas pero es una de los aspectos del mundo nipón que no entenderé NUNCA. Si tanto defienden el honor, el Bushido, el camino de la honradez y el respeto no hay mayor insulto que el contratar un seguro como éste.

La soledad es horrible y nos servimos de negocios estúpidos como estos para sacar provecho de las personas que se sienten solas. Nos estamos convirtiendo en una especie egoísta, avariciosa y estúpida hasta decir basta.

No. No se puede comprar el amor.

 

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies