おめでとうございます東京!!

Lo consiguieron :).

Tokio fue elegida ayer como sede de los Juegos Olímpicos de 2020.

 

Y yo, personalmente, me alegro mucho más que si hubiese sido en Madrid.

Primero de todo creo que no nos lo merecemos. Y no me refiero a los ciudadanos o a la congregación deportiva que, con tanto ahínco y esperanza, han trabajado para conseguir ser los elegidos. No nos lo merecemos por la estúpida imagen que damos al mundo y todo por culpa de cuatro imbéciles que echan por tierra las ilusiones de muchos.

Si no que se lo digan a nuestra querida Ana Botella que, así de inteligentes, nos dejaba a todos los españoles respondiendo lo que le venía en gana (y encima dando mal los porcentajes) a la siguiente pregunta:

Y lo peor es la vergüenza que pasamos todos los españoles cuando Ana Botella defendía nuestra candidatura así de bien:

A medida que la iba escuchando iba encongiéndome en el sofá, sudando a mares debido a los niveles de rojez que cogía mi cara y dándome «face palms» continuos por la vergüena que estaba pasando…

Lo peor de todo es que, si Madrid era elegida como capital de los JJOO 2020, sería un boom para la economía española.Vamos, eso era lo que nos vendían a todos.

No soy partidaria de los números y porcentajes pero no creo que esto solucionase un problema que llevamos años arrastrando y que, por lo que se prevé, no espera mejorar para dentro de 7 años. Habrá puestos de trabajo, sí, pero la inyección económica que necesita albergar una ciudad para tener la infraestructura y los servicios adecuados para unos Juego Olímpicos internacionales es demasiado dinero.

Hubiera ocasionado subida de impuestos. ¿Por qué tenemos que pagar nosotros los Juegos Olímpicos con más sudor y sangre?

A pesar de que me alegré muchísimo de que Tokio fuera la candidatura elegida pensé en lo mismo. ¿Los japoneses son capaces de afrontar este gasto? Creo que sí. En todo momento querían tener los Juegos Olímpicos en la capital nipona para poder demostrar al mundo que Japón sigue adelante, que continúa mirando hacia el futuro optimistas y que, a pesar del desastre de Fukushima, no querían ser recordados como un desastre natural, sino como un país que sabe recuperarse.

Y, la verdad, no hay mejor forma para demostrarlo que albergando uno de los acontecimientos internacionales más antiguos de la historia.

Ojalá que todo salga bien. Y yo espero estar allí para verlo 🙂

De nuevo, ¡MUCHAS FELICIDADES TOKIO!

おめでとうございます東京!!

Comenta, ¡que es gratis!

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies